vimeo imdb vimeo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos admite a trámite un recurso presentado por Universitas Legis contra el derribo de una vivienda en Almería

El caso ha sido llevado por el Despacho almeriense ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por entender que se ha producido una vulneración de derechos fundamentales. La resolución del TEDH, de fecha 23 de septiembre de 2016, admite a trámite el recurso presentado frente a una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Almería que condenaba a unos particulares al derribo de una construcción en Almería.

La presentación de una demanda ante el TEDH, con sede en Estrasburgo (Francia), tiene que venir soportada en la vulneración de los derechos contemplados en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). Para ello, es asimismo necesario haber agotado todos los recursos en el ámbito nacional y presentar el correspondiente formulario de demanda en el plazo de seis meses desde que se dictó la última resolución por parte del tribunal nacional.

En el presente caso, un juzgado de lo penal absolvió a los propietarios de una vivienda de haber cometido un delito contra la ordenación del territorio. Sin embargo, la Audiencia Provincial revocó la sentencia dictada en primera instancia condenando a los acusados al derribo de la misma. Universitas Legis sostiene que durante el procedimiento se vulneraron los derechos fundamentales de los acusados al no haber tenido un procedimiento equitativo, puesto que no se dio la posibilidad a los condenados de acudir a la correspondiente vista ante el tribunal de segunda instancia en el que fueran interrogados personalmente.

Es por ello que el Despacho almeriense intenta conseguir una revisión de la sentencia e incluso, llegado el caso, una indemnización por los daños sufridos. En este sentido el Estado Español ha sido condenado en distintas ocasiones por haber vulnerado el derecho de los ciudadanos a un “proceso equitativo” contemplado en el art. 6.1 del CEDH.

En relación con este caso ante el TEDH, dicho Tribunal procedió a examinar el cumplimiento de las formalidades exigidas legalmente y le asignó un número de procedimiento. Una vez admitido a trámite, le ha dado traslado al país demandado, en este caso España, al que se le ha concedido el correspondiente plazo  para presentar sus alegaciones. Posteriormente y a la vista de las alegaciones, se podrá presentar la demanda que deberá ser redactada en francés o inglés.

Aunque como regla general, las comunicaciones deben dirigirse al TEDH por correo postal, en el caso de petición de “medidas provisionales” (también conocidas como “cautelares”), cabe presentarlas vía fax. Dichas medidas pueden solicitarse cuando existe un grave e inminente riesgo de que se produzca un perjuicio irreparable para el ciudadano. En la práctica, sólo son otorgadas en casos muy excepcionales en los que pueden verse afectado derechos relacionados con la vida o el derecho a no ser torturado o sometido a un trato inhumano.

En nuestra opinión, se debe exigir un esfuerzo a la Administración Española y en particular a los órganos judiciales, en la tarea de asumir lo establecido por la jurisprudencia del TEDH. Debemos tener en cuenta que el Estado condenado debe adoptar las medidas internas necesarias para que las sentencias sean eficaces  (a modo de ejemplo, a través de la revisión de las sentencias dictadas respecto de las que se ha reconocido la vulneración de derechos fundamentales), así como llevar a cabo las correspondiente actuaciones para no volver a cometer los mismos errores.

Universitas Legis cuenta con un equipo profesional de abogados expertos en la materia que puede asumir la defensa de estos derechos.