vimeo imdb vimeo

¿Es necesaria la prueba biológica de paternidad para determinar la filiación?

El Artículo 767 de la LEC establece que no se admitirá la demanda sobre determinación de la filiación si con ella no se presenta un principio de prueba de los hechos en que se funde. Igualmente establecen los números 2 y 3 del artículo 767 de la LEC 1/2000 que en los juicios sobre filiación será admisible la investigación de la paternidad y de la maternidad mediante toda clase de pruebas, incluidas las biológicas. De este modo, como señala reiterada jurisprudencia, la negativa injustificada a someterse a la prueba biológica de paternidad permitirá al tribunal declarar la filiación reclamada, siempre que existan otros indicios de la paternidad y la prueba de ésta no se haya obtenido por otros medios. Es decir, que si no se pudiese llegar a practicar la prueba biológica, podría establecerse la paternidad a traves de otros medios.

El Tribunal Constitucional se manifiesta en este sentido en sentencia de fecha 17 de enero de 1997 en la que señala que “es evidente que, en los supuestos en que existan pruebas suficientes de paternidad, la prueba biológica ofrece a lo sumo un elemento de convicción que permite corroborar o contrastar la fiabilidad del resultado probatorio ya obtenido por otros medios de prueba y podemos citar la STS de fecha 24 de Febrero de 2005 que en un caso en el que no se pudo practicar la prueba biológica interpreta que los antiguos arts. 127 y 135 del Código Civil (hoy derogados por la Ley de Enjuiciamiento Civil) “establecen y propician una amplia gama de procedimientos para llegar a conocer la realidad genética, permitiendo que los Tribunales utilicen al efecto cualquier sistema de los previstos por la razón humana, en consonancia con la realidad sociológica y la época en que aquellas relaciones se produjeron, así como con la realidad social en que han de ser aplicadas esas normas de tan amplio espectro inquisitivo, atendiendo, fundamentalmente, al espíritu y finalidad de éstas, que no es otro que la defensa de los intereses prioritarios de los hijos. Tal principio de libertad en la práctica de las pruebas y de razonable apreciación y valoración de las mismas por el Juzgador tiende, en definitiva, a buscar el principio de verdad material en el proceso, para lo cual resulta decisivo el último inciso del citado art. 135 , que alude a otros hechos de los que se infiera la filiación, de modo análogo

Así pués, a pesar de que es un elemento que puede llegar a resultar definitivo, no es imprescindible para establecer la paternidad en un procedimiento de esta naturaleza.