vimeo imdb vimeo

¿Seguirá siendo Pepe Navarro el padre del hijo de Ivonne Reyes?

En 2009, Pepe Navarro fue demandado por Ivonne Reyes y, tras negarse a someterse a la prueba de,  el juez, en base al resto de pruebas presentadas, sentenció, en junio de 2010, a favor de Ivonne y reconoció a Alejandro como hijo de Pepe Navarro, que  fue condenado a pasar una pensión alimenticia de 800 euros mensuales al menor. 6 años después Publica el diario El Mundo que Pepe Navarro no es el padre del hijo de Ivonne Reyes, según un análisis de ADN de muestras del joven. Ante esta nueva revelación, el pasado mes de diciembre Andrea Navarro, hija del presentador,  presentó ante el Tribunal Supremo un recurso de revisión a la sentencia del año 2010, ya firme.

Esta noticia nos plantea varias cuestiones relativas a las demandas de filiación que es interesante ahora analizar:

 

  1. ¿Puede determinarse la paternidad sin que el padre se someta a la prueba de ADN?

Sí, la negativa injustificada a someterse a la prueba biológica de paternidad permitirá al tribunal declarar la filiación reclamada, siempre que existan otros indicios de la paternidad.

Así afirma el Tribunal Constitucional en su sentencia de fecha 17 de enero de 1997 que “es evidente que, en los supuestos en que existan pruebas suficientes de paternidad, la prueba biológica ofrece a lo sumo un elemento de convicción que permite corroborar o contrastar la fiabilidad del resultado probatorio ya obtenido por otros medios de prueba“ Es decir, incluso sin la prueba biológica se puede producir la condena del demandado, bien porque se negó a someterse a ella o bien por estar en situación de rebeldía.

 

  1. ¿Pueden los hijos del condenado recurrir la sentencia?

Aquí nos encontramos con un problema de legitimación. Para poder formar parte del procedimiento uno ha de cumplir con los requisitos exigidos por la Ley de Enjuiciamiento Civil. Señala la noticia, que la hija de Pepe Navarro no se base “tanto a la posible herencia”, y esto es así porque realmente aun no es heredera de Pepe Navarro. Es decir, que este recurso podría presentarlo ante el Supremo por perjudicar su legítima en el momento en el que Pepe Navarro fallezca y su hija se convierta en heredera. Porque hasta entonces no estará legitimada. Es posible que en un futuro sea su heredera, pero ni lo es ni es seguro que lo sea. Podría suceder, por ejemplo, que incurra en una causa de indignidad, o que el padre la desherede a través del testamento por alguna de las causas recogidas en el Código civil.

Parece muy interesante, incluso sagaz, el argumento utilizado por la hija de Pepe Navarro, que se basa en “el derecho a la familia”, consagrado en la Constitución en los artículos 9.2 y 39. Pero realmente, lo que hace la Constitución española es proteger a la familia. Veremos si el Supremo admite este recurso. De hacerlo, el resultado parece evidente.

 

Como dice el Prof. Luna Serrano “lo que el derecho dice y afirma como cierto, en función de su autoridad, no siempre se corresponde con la verdad, que se percibe o se descubre por la razón”.  “En definitiva, el derecho adopta una postura de cierta relatividad en relación con la verdad, en cuanto que, si ésta, como objetividad material, sólo puede calificarse como tal cuando es verificada con exactitud, la realidad jurídica se cifra, en cambio, en el carácter de su efectividad, lo que la hace en definitiva consistir en una “certeza” reformulada o imaginada, en el sentido de que puede coincidir o no con la verdad histórica, objetiva o material